Destacado

Freelance, una modalidad que crece en Argentina

Freelancer

Ser Freelance o freelancer es fenómeno mundial, una de las profesiones más solicitadas, con sus pro y contra, aquí van unos consejos para jugársela.

La autonomía, el poder de ser nuestro propio jefe, trabajar desde nuestra propia casa y otras cosas que no tienen precio, por ejemplo, el tiempo. Las estadísticas de  profesionales freelancers se engrosan a pasos agigantados.

Esto se nota desde el sitio freelancer.com, que es una de las plataformas que más registran este tipo de contrataciones, tiene mas de once millones de usuarios en mas de doscientos países y regiones, y es una tendencia que se está asentando cada vez más en Argentina.

Ese paso agigantado se debe a los avances de la tecnología y la masificación de Internet. Debido a esto surgen plataformas y aplicaciones que actúan como enlace entre los trabajadores y las empresas, permitiendo a ambas partes a comprometerse en negocios mutuamente satisfactorios.

Sebastian Siseles, director regional de Freelancer para América Latina.

La opinión de Siseles se basa en estadísticas del Ministerio de Trabajo, Empleo y Seguridad Social:

En el 2013, el porcentaje de trabajadores asalariados era de un 70% mientras que el 23% ejerció por su propia cuenta. Este número aumentó en correspondencia con años anteriores, demostrando que el fenómeno no es pasajero.

Son hombres y mujeres con la era digital ya instalada de forma casi innata y no conciben el trabajo como un fin en sí mismo, donde se tiene que ir a fichar de 9 hs a 18hs. No. El empleo está integrado a sus vidas a través de sus celulares, sin horarios predefinidos. Los freelancers entienden que el cumplimiento de objetivos pueden ser alcanzados tanto en una oficina, en un bar o desde el propio hogar. Ellos sintetizan el balance y el equilibrio entre el aspecto personal y profesional.

Freelancer

Nubelo, otra plataforma de trabajo online, realizó un estudio en base a 2500 entrevistas hechas en España, Argentina, Chile, México, Perú, Uruguay, Venezuela, Guatemala, Bolivia y Costa Rica, entre otras naciones. El dato es que el 58% de los encuestados trabaja freelance full-time y que es su única fuente de dinero. En Argentina, los resultados no varían demasiado: 52%, que lleva entre uno y tres años en esta modalidad, pero no todos se anima a dar el salto fronteras adentro: solo el 32% combinan la relación de dependencia con el modo freelance.

Sin embargo, el debate cobra otras circunstancias cuando la pregunta pasa a si esto acontece por una elección genuina de cada individuo o por la preocupante situación que atraviesan determinadas empresas para mantener su equipo en forma permanente.

Las estructuras organizacionales evolucionan dinámicamente intentando reducir costos fijos, en un paradigma tecnológico que varía a cada minuto, transformando en obsoleto lo que ayer era actual. Si el trabajo freelance, que se impone a un ritmo creciente, está marcando la pauta laboral es por sus múltiples beneficios, tanto para empresarios – que encuentran solucíón a sus dolores de cabeza- como para los trabajadores.

Jorge Araujo, directo de Nubelo Argentina y Chile.

Esta desrutinización del trabajo, se refiere a que cada día se torna más complicado ocupar a alguien con rutinas diarias que generan una alta productividad fruto de la repetición. El freelancing es una excelente posibilidad para combatir este problema.

Francesc Font, de Nubelo.

No todo es positivo

Según Nubelo, al 24% de los freelancers argentinos les preocupa la falta de continuidad laboral, no es fácil ser tu propio jefe. Los beneficios sociales -aportes, seguro médico- corren por cuenta propia.

A parte un trabajador independiente está continuamente haciendo búsquedas laborales, antes de terminar un proyecto debe asegurar el próximo, implicando a aquellos que no son ordenados o metódicos pueden experimentar un pérdida en su trabajo si no tienen en cuenta el equilibrio necesario entre empleo y otro.

Como no hay sueldo fijo -la gran traba para dar el salto- hay que lograr una compatibilidad entre el horario laboral y el personal, y saber que no gozaremos de vida social en la oficina. Nada es fácil, la cuestión es proponérselo y luchar por lo que uno quiere.

De ambos sexos y todas las edades

Otras de las conclusiones que sacó Nubelo: los hombres se desempeñan  más en esta modalidad, representan el 65% contra el 35% de las mujeres, sobre todo las que tiene entre 35 y 45 años, con estudios superiores y con hijos. Por lo que valoran tener su horarios propios. Los trabajadores jóvenes entre 26 y 35 años representan el 44%, seguidos por lo que tienen entre 36 y 45 años que son el 27%. quienes tienen más de 45 años o más representán el 15%. El restante son menores de 17 a 25 años que son el 13%.

¿La oficina el en bar?

Para ser freelancer es necesario reinventar nuestro perfil laboral. Es que a la faceta de trabajador debemos añadirle cualidades de emprendedor: motivación, disciplina y valor comercial.

Lo que más están en esta moda son los programadores, bloggers, traductores, especialistas en marketing, locutores y project managers, como también diseñadores web y los redactores.

En el 2012 se generaron más de seis millones de puestos online, los cuales representan mil millones de dólares en trabajos en la web.

En un futuro no muy lejano, la contratación online y los teletrabajadores serán una regla y no la excepción.

Las ventajas que tiene la modalidad freelancer: uno elige dónde, cuándo y cómo trabajar. Pero también es un poco engorroso, debido a que también uno debe ser su propio contador y promotor, pero para eso tambien existen herramientas que faciliten estas cosas. Otro punto a destacar, ser freelance puede costar gastar muy poco dinero, como escritorios virtuales, programas en la nube, o de servicios en comunicación en tiempo real, también porque no atreverse a tener su propia oficina, que nos dará la sensación de acudir a un sitio de trabajo, siendo una manera de salir de nuestra casa.

Siseles agrega también:

¿A quién  no le tienta el placer de hacer solo la parte emocionante de su profesión? ¿o no padecer del estrés del ámbito laboral? Es más, se paga por hora trabajada, por lo que esforzarse desde temprano y quedarse hasta muy tarde no significa un inconveniente cuando eso se refleja en nuestras ganancias. Asi mismo, uno se encuentra expuesto aun abanico de proyectos y entornos que optimizarán sus habilidades. Esto no solo se da en el país, sino también se ve en el exterior. Los países que más solicitan freelancers argentinos son Estados Unidos, Reino Unido, Australia y Canadá.

En el denominado trabajo 3.0, la frelancemanía, se desarrolla de una manera online, basado en plataformas de gestión de trabajo y negocios ofrecidas por las Tecnologías de Información y la Comunicación (TIC). Particulares y empresas pueden contratar trabajadores de cualquier lugar del planeta y trabajar desde cualquier dispositivo móvil o computadora desde su casa con el software apropiado y con conexión a internet.

Freelancer

Etiquetas

Diego Motta

Analista en Sistemas de Computación. Fanático de la Tecnología, la Electrónica y la Computación. Geek de oficio.Twitter: @DiegoIvanMotta

Artículos relacionados