FlashTecnología

Alcanzaremos la Inmortalidad en el 2045: el Avatar definitivo

Aunque el título sea un poco escalofriante no es para nada algo de otro mundo ya que el magnate multimillonario Dimitry Itskov, oriundo de Rusia, prefirió hacer a un lado esta aburrida vida de mortales, y apostar a la vida eterna mediante la investigación tecnológica.

A principios del 2011, el multimillonario fundó «2045», una iniciativa de para el cambio y evolución social. Reuniendo a un grupo de científicos para trabajar hacia un objetivo concreto, alcanzar la inmortalidad mediante la creación de Avatares robóticos.

proyecto 2045

Sin duda una de las ideas más descabelladas y relacionadas a la ciencia ficción  que podría pensar cualquier persona normal; pero por suerte este individuo no es una persona normal y es gracias a su inversión en Investigación y Desarrollo (I+D) en campos como la Inteligencia Artificial que los avances y nuevas tecnologías van saliendo a la luz.

Entre los objetivos generales de esta iniciativa podemos citar:

«Crear una nueva visión para el desarrollo humano, que cumpla con los desafíos globales que la humanidad enfrenta en la actualidad.»

«Lograr una extensión radical de la vida humana mediante el uso de la tecnología cibernética.»

«La formación de una nueva cultura asociada a éstas tecnologías.»

Itskov ha invitado formalmente a los miembros de la Lista de Forbes, un total de 1266 personas, las más adineradas del mundo, a sumarse al proyecto para incrementar las inversiones y fomentando al desarrollo del mismo.

El equipo actualmente trabaja en la construcción de un centro de investigación internacional donde los científicos se abocarán al estudio de las tecnologías necesarias para alcanzar dichos objetivos. Además se organiza un congreso anual de «El futuro global 2045», con intenciones de generar discusiones sobre el estudio de estas áreas de la tecnología y su impacto en la sociedad, así como la visión de la política y economía del futuro.

proyecto 2045

¿Cuánto tendremos que esperar?

El objetivo está marcado para el año 2045, sin embargo existen pasos intermedios definidos para llegar al cumplimiento de la meta final. Estos son:

2020-2025

Avances en los sistemas biológicos – electrónicos. El desarrollo de un sistema autónomo capaz de conectarse a un cerebro humano y mantenerlo con vida, sin necesidad de un cuerpo físico para su funcionamiento. Esto posibilitará «salvar» a las personas cuyo cuerpo ha sufrido un daño irreversible, manteniendo su conciencia viva en un cuerpo robótico.

2030-2035

Creación de un «cerebro informático» que se asemeje al modelo de cerebro humano y la conciencia del mismo, junto con el desarrollo de la tecnología para transferir la conciencia del ser humano al cerebro cibernético.

2045

En este punto, las mentes humanas podrán despojarse de sus partes físicas y recibirán cuerpos con capacidades superiores a las de  los seres humanos. Dando lugar a una nueva era, a la evolución de la raza humana de la mano de la nano-tecnología y la bío-tecnología como principales protagonistas de éste cambio; y llevando a una manera diferente de percibir la vida en sí, una visión diferente sobre todas las áreas de desarrollo, el universo, el conocimiento y la evolución del ser.

Una visión algo ambiciosa, desde el punto de vista científico, y también para aquellos que seguimos el cambio en las tecnologías; ya que si bien el apoyo monetario al proyecto es importante, no necesitamos más que pensar en ideas pasadas para ver a que velocidad avanzamos en cuestiones tecnológicas, robóticas y cibernéticas. Si tenemos en cuenta que para el año 2000 muchos pensaban que los autos voladores ya estarían instalados en la sociedad.

¿Ustedes que opinan del proyecto?

Mientras lo piensan les dejo el video que explica la iniciativa [inglés]
Para más información y detalles pueden visitar el sitio web del Proyecto 2045.

Etiquetas

Alejandro

Fundador de Cultura Cuántica · Lic. en Sistemas · Programador de software/hardware · SysAdmin · Twitter: @alegorosito ale@culturacuantica.com.ar

Artículos relacionados